Canarias: paisajes literarios

“Soñó el escritor con un lugar tranquilo y sin ruidos. Alejado de aquellos ruidos extraños, ensordecedores, que son sinónimo de preocupación y de desgracia. No escapaba del taladro, ni de la discoteca, ni de los gritos…sino del estrés y la desidia,  de los males de nuestro tiempo. Y en su divagar, redescubrió en sus Islas el mejor contexto donde enmarcar sus historias”

No han sido pocas las novelas que han encontrado cabida en el singular paisaje de las Islas Canarias. Enclavadas en medio del Océano Atlántico, tan parte y tan “a parte” de la Europa renqueante y del África más salvaje, el Archipiélago ha ido creando poco a poco su identidad: una personalidad atractiva y repleta de vaivenes, como las olas que acarician sus costas.

El mar de nubes desvela así un potencial misterioso que supieron descubrir autores como Rafael Arozarena en “Mararía” o Víctor Álamo de la Rosa en “El año de la seca”. Afortunadamente, son cada vez más los escritores canarios que no desdeñan las historias ocurridas en su tierra y derraman su tinta para plasmarlas a través de su propio sentir particular.

Es el caso de Mariano Gambin, quien ha sabido aprovechar sus conocimientos históricos para recrear una fantástica historia de ficción e intriga en la ciudad de los Adelantados. Con capítulos cortos, personajes diferenciados y una prosa sencilla, el lector se sumerge fácilmente en la búsqueda del asesino que atemoriza a los laguneros en su trilogía “Ira Dei”.

Del mismo género y en la misma ciudad, se desarrolla la novela detectivesca escrita por Jaime Mir, que lleva por título “El caso del cliente de Nouackchott”, pero también hay espacio para otro tipo de novelas, como la no tan reciente y amorosa “El collar de caracoles”, de  Félix Casanova, la enigmática “La Cueva de las mil momias”, con prólogo de Vázquez Figueroa o incluso, la infantil “Cuentos canarios para niños del mundo entero” de Mary Fumero.

La selección está ahí. Sólo queda elegir uno y sentarse a disfrutar de uno de los mejores amigos del hombre. Y luego, vendrá el placer de recorrer en persona los lugares de las historias que hemos leído. Por ejemplo, a través de una de las geniales propuestas de planeencanarias. Que aproveche  y Feliz día del libro.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: